Andrés Calamaro.
Foto: RollingStone/ Agustín Dusserre

Si hubo un concepto en el show con el que Andrés Calamaro cerró la primera jornada del Personal Fest, fue el de reescribir el pasado. Autocovers, mash ups, melodías cambiadas y la reunión "no tributista" de Los Abuelos de la Nada signaron un set que construyó un clima de familiaridad con hits en cantidades industriales y luego lo erosionó -con evidente intención- entregándolos en versiones bastardas.

"Hace muchos -o pocos- años nos reunió Miguel Abuelo", dijo Andrés, y presentó uno por uno a sus ex compañeros que aún siguen en este plano de la existencia: Gustavo Bazterrica, Daniel Melingo y Cachorro López. Juntos le pelearon al sonido volátil (quizás perjudicado por el ventarrón repentino) con "No te enamores nunca de aquel marinero bengalí" y "Costumbres argentinas", en las que -lejos de la recreación con guión de hierro- se permitieron juego y variación, a punto tal de dejar pagando a varios que intentaban cantar lo que conocían de memoria y se chocaban contra una zapada extendida, un recoveco vocal, un ritmo acelerado. Medley con "Oye como va" de Tito Puente, cita al riff de "My Sweet Lord" de George Harrison… Calamaro se divirtió haciendo collages y no se privó de ello ni siquiera en lo que podría haber sido un momento de solemnidad.

De todas formas, la licuadora no funcionó full time. "Carnaval de Brasil" conservó su melodía y su épica (aunque se le adosó como coda un pasaje de "Walk on the Wild Side" de Lou Reed), "Crímenes perfectos" siguió siendo el vehículo ideal para el Calamaro crooner que cala los huesos y "Output" no resignó abrasividad. Pero la idea general fue repensar el ayer parado en el hoy. "Siete segundos" volvió al setlist y se empalmó con "El día que me quieras". "Loco" profundizó sus raíces negras hasta bordear el disco en una especie de remix en vivo. "Los chicos" homenajeó en pantalla a decenas de ídolos fallecidos (desde Luca Prodan hasta Juan Gabriel, desde Federico Moura hasta Carlos Gardel) y cerró con una imagen de Gustavo Cerati y una mención a "De música ligera". Con Baltasar Comotto como guitarrista y socio, Andrés se mantuvo sobrio y medido mientras reformulaba una serie de éxitos que terminó con las infalibles "Estadio azteca" y "Paloma".

Antes que él, Richard Ashcroft fue a lo seguro ofreciendo todos y cada uno de sus hits con The Verve y en solitario, esta vez en versiones respetuosas. Ampuloso, arrogante y un tanto enojado con la organización por el campo VIP semivacío, el británico ofreció tres canciones de su reciente disco These People ("Out of My Body", "This is How it Feels" y "Hold On") y cinco de la banda que lo hizo famoso (clásicos como "Sonnet", "The Drugs Don't Work" y -para el cierre- "Bittersweet Symphony").

El resto de la jornada incluyó la propuesta de (cada vez menos notorias) raíces jazzeras de Jamie Cullum (destacable su versión en piano de "High and Dry" de Radiohead), el rock melódico de Magic Numbers y la justeza pop de Meteoros, entre otros artistas.

Andrés Calamaro en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreAndrés Calamaro en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Anabella NolascoAndrés Calamaro en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreAndrés Calamaro en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreRichard Ashcroft en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreRichard Ashcroft en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreRichard Ashcroft en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Anabella NolascoJamie Cullum en el Personal Fest 2016.  Foto:  Anabella NolascoJamie Cullum en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreThe Magic Numbers en el Personal Fest.  Foto:  RollingStone  / Anabella NolascoThe Magic Numbers.  Foto:  RollingStone  / Anabella NolascoCachorro López.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreAle Sergi y Rosario Ortega, de Meteoros.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreBreakbot en el Personal Fest 2016.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreRichard Coleman.  Foto:  RollingStone  / Richard ColemanOctafonic en el Personal Fest.  Foto:  RollingStone  / Agustín DusserreVetamadre en el Personal Fest.  Foto:  RollingStone  / Agustín Dusserre