El 18 de marzo de 1998, Liam y Noel Gallagher estaban tomando algo en el bar de un hotel de Buenos Aires después de tocar con Oasis en el Luna Park, cuando vieron entrar a unas 30 personas a las apuradas. "Nos enteramos de que era Maradona, que había subido a otro piso con un montón de chiflados y chicas de la noche", contó Liam en una entrevista con el sitio inglés Noisey.

Fanáticos del fútbol, los Gallagher subieron a conocer al astro y se encontraron con una situación inusual. "Pasaba de todo", dijo Liam. "Maradona estaba en el centro de la habitación, haciendo jueguito con una botella de plástico. Tenía los ojos desorbitados, y nosotros no estábamos muy bien tampoco."

"Está todo medio raro: saquémonos una foto y vayámonos a la mierda", le dijo Liam a Noel. Entonces Diego se acercó ("todo transpirado") y les dijo algo. "¿Qué dijo?", le preguntó Liam al intérprete. "Que si se van de acá con alguna de sus chicas, los mata".