La cantante sueca Tove Lo trabaja en el lado oscuro y retorcido del dance-pop.

"No me importa una mierda/Ya sé que me van a lastimar", canta Tove Lo en "True Disaster". Por suerte, la sueca trata a los demás como la tratan a ella. Salida del laboratorio del Top 40 de Max Martin, en su sonido hay elementos de la Britney que va al choque y del dance-pop introspectivo de Robyn. Y si bien en Lady Wood no hay nada tan fuerte como "Habits (Stay High)" y "Talking Body", de su debut de 2014, este tech-house minimalista tiene un encanto oscuramente texturado. Ya sea cuando está más fumada que la mierda ("Influence") o perdida en la pista de baile ("WTF Love Is"), Tove Lo se sumerge en sonidos fáciles de dominar y en emociones que nunca va a contener.

Jon Dolan